Bizcocho de nueces, canela y cardamomo

Imagen

Hasta hace bien poco yo solo conocía el cardamomo gracias a mi familia árabe. Solo lo había visto utilizar en el café, y ahora yo hago varias recetas con esa especia tan aromática y singular. Esta vez la he utilizado para hacer un rico bizcocho. Lo he utilizado en la masa y no en el relleno, y cuando encuentras un trocito de la semilla es increíble lo que te hace sentir. Su aroma y sabor es fuerte pero suave. Os recomiendo que lo probéis en esta receta. Vamos con este rico bizcocho:

Ingredientes para un molde de unos 30 cm de largo:

  • 115 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar
  • 2 huevos batidos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 5-6 semillas de cardamomo bien machacadas
  • 300 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 120 gr de buttermilk casero ( esto lo hago mezclando la leche con 4 cucharaditas de limón y dejando reposar 10 minutos)Imagen

Ingredientes para el relleno:

  • 100 gr de nueces
  • 100 gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de canela en polvo

Imagen

Ponemos en un bol grande la mantequilla bien blandita junto con el azúcar. Mezclamos bien hasta que se integre. Añadimos un huevo batido y después el otro, y a continuación la cucharadita de esencia de vainilla. Ahora echamos la harina tamizada junto con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos el buttermilk y las semillas machacadas de cardamomo. Mezclamos bien y reservamos. Vamos con el relleno. En un bol ponemos el azúcar, la canela y las nueces. Yo lo machaco con un mazo de madera ya que no me gustan muy picadas.

Imagen

Ahora cogemos el molde y lo untamos con mantequilla. Vertemos la mitad de la masa y encima ponemos la mitad del relleno. Repetimos la operación quedando por último el relleno encima. Metemos en el horno que tendremos precalentado a 180ºC y horneamos durante unos 40 minutos. A los 15 minutos yo pongo papel de aluminio encima para que las nueces no se quemen. Para saber si está o no hecho, pinchamos con un cuchillo y si sale seco es que está listo. Sacamos del horno y una vez frío ya podemos desmoldar. Veréis que esponjoso queda este bizcocho. Ideal para tomar acompañado de un café calentito. Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s