Tiramisú

tfin

Cuando me he sentado a escribir esta receta me he acordado de algo importante. Estuve en el año 2004 en Italia y no probé un tiramisú. Sí que probé otras cosas, pero un tiramisú no. Yo a los 13 años no tomaba aún café. Me encantaba su olor, pero ya sabéis que algunos padres dicen que es cosa de mayores 😉

Buscando información sobre los orígenes de este postre, he sabido que tiene su origen en la parte Este del Norte de Italia, en la región del Véneto. En lengua véneta, la expresión “te tira su” y en la italiana “ti tira su”, equivaldría en la lengua española a algo así como “tentempié”. Y dicho esto, vamos con esta rica receta:

Ingredientes para 5 personas:

  • 23 bizcochos (soletilla, savoiardi…)
  • 1 taza de café
  • 1 chorrito de licor amaretto
  • 5 huevos
  • 1 tarrina de queso mascarpone
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • Cacao en polvo
  • Chocolate negro 85% cacao
  • Una pizca de sal

t1

Bien, comenzaremos separando las cinco yemas de las claras. Por un lado echamos en un cuenco las cinco yemas y en otro cuenco solo reservaremos dos de las claras. En una jarra de batidora echamos las cinco yemas y las tres cucharadas de azúcar. Con la ayuda de unas varillas eléctricas vamos a batir hasta que se vuelva de un color más claro y medio espumoso. Si no disponéis de varillas eléctricas podéis hacerlo a mano.

t2

En un bol ponemos el queso mascarpone y lo machacamos un poco con una cuchara. Ahora añadimos la mezcla de yemas y azúcar y removemos bien. Reservamos en la nevera y nos ponemos con las dos claras. En un vaso para batidora añadimos las dos claras y una pizca de sal. Batimos con las varillas eléctricas hasta que queden a punto de nieve. Ahora añadimos las claras en el bol que lleva el queso, las yemas y el azúcar. Vamos a integrar con movimientos envolventes y delicados.

t3

Cogemos un recipiente de cristal o similar y vamos a ir montando el tiramisú. Ponemos en un cuenco el café que ha de estar frío y echamos un chorrito de licor si queremos en este punto. En la base del molde escogido ponemos como dos cucharadas de la mezcla de crema. Ahora remojamos un par de veces los bizcochos y vamos poniendo en el fondo. Cuando hayamos cubierto el fondo, ponemos la mitad de la crema encima.

t4

Ahora repetimos la operación de los bizcochos y por último vertemos el resto de la crema. Alisamos un poco si es necesario y dejamos reposar un mínimo de 7 horas. Yo lo dejo de un día para otro. Cuando vayamos a servir espolvoreamos con cacao y rallamos un poco de chocolate negro por encima y ¡a disfrutar!

Arroz con leche

app

Este rico postre se hace en numerosos países, desde España, pasando por Argentina, Perú, Panamá, hasta Honduras o Venezuela. Son muchas las versiones, desde servirlo con azúcar quemada, dulce de leche o de arequipe. Otras personas cuecen antes el arroz, pero yo os voy a contar como lo hago yo:

Ingredientes para 4 raciones:

  • 1 litro de leche entera
  • 200 gr de arroz de grano redondo
  • 125 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • Cáscara de limón ( estos son de Valencia 😉 )
  • Canela en polvo para decorar

a1

 

Ponemos en una cazuela el litro de leche entera junto con el azúcar, la rama de canela y la cáscara de limón. Hay que tener cuidado que pasa de estar tranquila a subir en un despiste.

 

a2

 

Mientras esto se va calentando, ponemos el arroz en un colador y vamos a lavarlo para quitarle todo el almidón. Haremos esto hasta que el agua salga clarita. Una vez hecho esto, esperaremos a que la leche comience a hervir y añadiremos el arroz. Lo vamos a poner a fuego bajo-medio y removeremos de vez en cuando. Vigilaremos los últimos minutos que no se nos pegue el arroz al fondo 😉 Una vez transcurridos 50-60 minutos, retiraremos del fuego y serviremos en cuencos individuales. Yo para decorar he utilizado canela en polvo.

 

 

af

Napolitanas Black & White

Imagen

Operación bi ¿qué? Está claro que en esta época muchas son las personas que deciden dejar los dulces a un lado, pero yo soy de hacer las cosas lo más naturales posibles. De acuerdo, son napolitanas con un relleno increíble de nocilla blanca y negra, pero son caseras y hechas con amor, así que eso tiene que tener la mitad de calorías por lo menos. He estado investigando su verdadero origen, y no está del todo claro que su origen sea Napolitano, ya que en la mayoría de idiomas se la conoce como pain au chocolat, dando así referencias francesas a este dulce. Sean de donde sean, vamos a por ellas:

Ingredientes para 4 napolitanas:

  • 2 masas de hojaldre
  • 3 cucharaditas de azúcar glass
  • Mermeldada de melocotón ( o la que más os guste )
  • Nocilla de dos sabores

Imagen

Comenzaremos poniendo sobre la mesa de trabajo una de las dos masas de hojaldre. A continuación la humedeceremos ligeramente. Esto lo hacemos para que la segunda masa se pegue encima fácilmente. Ahora ponemos la segunda masa en el mismo sentido de la que acabamos de humedecer y extendemos un poquito de azúcar glass. Con la ayuda de un rodillo la extendemos arriba y abajo para que quede rectangular. Ahora ponemos la nocilla de un extremo de la masa de hojaldre al otro, colocándola en el centro.

Imagen

Ahora llevamos el lado derecho al centro y hacemos lo mismo con el lado izquierdo. Quedará así:

Imagen

Ahora le daremos la vuelta para que el cierre quede hacia abajo y no se deformen. Seguidamente cortamos por la mitad y esas dos mitados otra vez por la mitad. Tendremos un total de 4 napolitanas. Las disponemos en una bandeja de horno con papel vegetal y justo antes de meter en el horno espolvoreamos con azúcar glass. Yo además les he hecho unos cortes superficiales a modo de red.

Imagen

Con el horno ya precalentado, meteremos la bandeja de napolitanas que tendremos horneando unos 20-25 minutos a 180ºC. Una vez se hayan dorado, las sacamos y pintamos con mermelada. A continuación decoramos con fideos de chocolate y ¡ya tenemos la merienda perfecta! Espero que lo hagáis pronto y me contéis que tal. a granelmerinda

Magdalenas de chocolate

Imagen

Llevaba mucho tiempo queriendo utilizar las cápsulas de Ikea que compré con mi amigo sejomora.com hace ya algunos meses. Esta tarde me he decidido a hacer unas magdalenas de chocolate que mañana en el desayuno estarán de rechupete. Vamos a por estas ricuras:

Ingredientes para 8 magdalenas grandes o 16 pequeñas:

  • 200 gr de harina de repostería
  • 70 gr de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 10 gr de levadura en polvo
  • 125 gr de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 50 ml de leche entera
  • 100 ml de Aceite de Oliva Suave
  • Cápsulas para Magdalenas

Imagen

Cogemos un bol grande y añadimos los tres huevos. Con unas varillas manuales los batimos bien.

Imagen

Ahora vamos añadiendo poco a poco el azúcar a la vez que seguimos batiendo la mezcla.

Imagen

Seguidamente añadimos el aceite de la misma manera que el azúcar, poquito a poco.

Imagen

Por último hacemos lo mismo con la leche.

Imagen

Removemos bien y ahora vamos con el cacao y la harina. Tenemos que añadir el cacao y la harina a través de un colador para que se tamice.

Imagen

Vamos golpeando e irá cayendo todo. Removemos bien con las varillas y dejamos reposar esta mezcla en la nevera unos 10 minutos.

Imagen

En este tiempo vamos preparando en una bandeja de horno las cápsulas de papel y precalentamos el horno a 210ºC. Una vez transcurridos los 10 minutos, sacamos la mezcla de la nevera y si vemos que se ha compactado mucho lo removemos un poco. Ahora hay que llenar las cápsulas 3/4 partes aproximadamente. Estas cápsulas se desbaratan un poco, pero no pasa nada porque han quedado “magdalenones”, de esos de abuela 😉

Imagen

Yo en 3 de ellas he puesto un poquito de azúcar, para darle un poco de juego. Ha llegado el momento de meter nuestras casi magdalenas en el horno. Las tendremos a 200ºC 15 minutos. No os paséis ni un minuto porque se queman enseguida. Espero que os animéis a hacer estas magdalenas tan ricas. Podéis añadir unas pepitas de chocolate antes de hornearlas, ralladura de naranja, canela…

Mona de Pascua Valenciana

Imagen

Bueno, dentro de una semana tenemos el famoso Lunes de Pascua. Hace muchos años que no pruebo esta famosa mona, pues no es típica donde vivo. Ya sabéis que en La Cocina de Zary estamos para remediarlo, por eso hoy os traigo la receta de la mona de Pascua. Necesitaremos preparar una masa madre que ha de reposar 24 horas. Una vez obtenida esta masa, pasaremos a hacer la mona. Vamos a por ello:

Ingredientes para 4 monas:

Para la masa madre:

  • 100 gr de harina de fuerza
  • 10 gr de levadura fresca
  • 60 ml de agua ( tibia )

Imagen

Ingredientes para la mona:

  • Masa madre
  • 410 gr de harina de fuerza
  • 25 gr de levadura fresca
  • 3 huevos
  • 140 gr de azúcar
  • 80 ml de Aceite de Oliva suave
  • Ralladura de una naranja
  • 15 ml de agua de Azahar

Imagen

Comenzaremos el día de antes preparando la masa madre. Para ello tenemos que deshacer en el agua tibia la levadura fresca.Imagen

Lo mezclaremos bien con una cuchara y lo añadiremos a la harina. Ahora removemos bien hasta obtener una bolita. Imagen

A continuación la vamos a tapar con papel film y la dejamos reposar un día a temperatura ambiente. Al día siguiente tendremos esto:

Imagen

Una vez hecho esto nos ponemos con la mona. Ponemos en un bol la harina de fuerza y vamos a deshacer con los dedos la levadura fresca. Tiene que quedar muy bien integrada en la harina. Seguidamente, batimos los 3 huevos y los incorporamos a la harina. Imagen

Cogemos nuestra masa madre y la volcamos en el bol.

Imagen

Lo removemos un poco pero no lo mezclamos mucho. Hasta aquí tendremos esto:

Imagen

Ahora vamos a añadir el resto de ingredientes: El azúcar, el aceite, la ralladura de naranja y el agua de Azahar. Yo esta vez no he podido conseguir, pero para el Lunes de Pascua haré una con agua de Azahar 🙂

Imagen

Tendremos que ir removiendo con la ayuda de una cuchara hasta que veamos que la masa coge consistencia y podamos cogerla con la mano para formar una bola. Es bastante pegajosa, con lo cual podéis poneros un poco de aceite en las manos para que no se pegue. Una vez formada la bola la dejaremos reposar durante una hora.

Imagen

Cuando pase la hora, pondremos un poco de aceite en la mesa de trabajo y también nos untaremos las manos con otro poquito de aceite. Partiremos en 2 la masa con la ayuda de un cuchillo y luego esas mitades en otras dos mitades. Nos tienen que quedar 4 trozos. Cogemos cada trozo y le damos la forma deseada. Yo la he hecho como la recuerdo de niña, como un círculo y el huevo cocido en el medio. A continuación las ponemos en la bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Esta vez me faltó pintar la masa con huevo batido, con lo cual no quedó brillante, pero está igual de rica. Simplemente pintaríamos con un pincel la superficie de la masa con huevo batido y espolvorearíamos azúcar o fideos de colores. Tendremos el horno precalentado a 175 ºC y meteremos las monas en la parte más baja del horno. Lo tendremos 20 minutos y ya estarán listas cuando pinchemos con un palillo y salga limpio. Ahora solo falta elegir destino y comer esta rica mona. ¡Ah! no olvidéis chafar el huevo en la frente de quien tengáis enfrente 😉

Imagen

Tarta Guinness

tarta fin

Esta rica cerveza se elabora desde el año 1759. Para los más golosos hoy traigo una receta de lo más original y desde luego increíblemente rica. Tiene un sabor muy especial, pues el amargo que te aporta la cerveza junto con el frosting de queso Philadeplhia os podréis imaginar. Vamos a hacer esta delicia 🙂 Ingredientes para 10-12 porciones:

  • 250 ml de cerveza Guinness
  • 250 gr de mantequilla
  • 400 gr de azúcar
  • 75 gr de cacao en polvo
  • 250 gr de harina
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 1 cucharadita y 1/2 de bicarbonato
  • 2 huevos
  • 140 ml de nata liquida para montar

t1

Para el frosting:

  • 300 gr de queso Philadelphia
  • 150 gr de azúcar glass
  • 360 ml de nata liquida para montar

t5

Vamos a comenzar poniendo la cerveza Guinnes en un cazo al fuego. Cuando esté caliente pero sin que llegue a hervir añadimos la mantequilla y removemos hasta que se disuelva.

msn

Apartamos del fuego y dejamos entibiar. Mientras tanto en un bol grande vamos añadiendo todos los ingredientes secos, desde el azúcar al bicarbonato. Con la ayuda de unas varillas manuales lo vamos a mezclar todo muy bien para que se integre.

m

Por otro lado, vamos a echar en un cuenco los dos huevos y los 140 ml de nata liquida para montar. Con unas varillas manuales lo batimos bien. Ahora añadimos la mezcla de cerveza y mantequilla que ya se habrá entibiado a la mezcla de nata y huevos.

mezc

Lo removemos bien para que se mezcle y entonces lo añadimos al bol de ingredientes secos. Vamos a preparar el horno. Lo ponemos con calor arriba y abajo a 180ºC. Ahora vamos a mezclar con unas varillas manuales todo.  Nuestro bol grande ya ha de llevar todos los ingredientes de la primera parte.

 echa

Vamos a estar batiendo con las varillas hasta obtener una crema que os aseguro va a oler de maravilla.

mmmm

Vamos a preparar nuestro molde escogido. Yo utilizo uno de silicona y lo engraso con un poco de mantequilla por eso de “por si acaso”, luego le añado una cucharadita de harina y lo voy girando para cubrir bien toda la superficie del molde. Ahora viene una de las cosas más divertidas, volcar la mezcla al molde. Allá vamos 🙂

verter

Ahora lo vamos a llevar al horno y va a estar dentro unos 50 minutos. Yo a los 40 minutos abro el horno y le pongo papel de aluminio por encima. Luego lo dejo otros 10 minutos para que quede perfecta por dentro. Mientras se hornea vamos a por el frosting. Cogemos un bol y ponemos el azúcar glass y el queso Philadelphia.

f1

Ahora con las varillas manuales lo mezclamos todo bien hasta obtener una crema. No desesperéis que parece imposible, pero se logra en unos minutillos. Ha de quedar así, como si fuera leche condensada más o menos.

f2

Ahora viene lo más “complicado” para muchos, montar la nata. Os voy a decir como truco que la nata ha de estar bien fresquita y el recipiente donde la vayáis a montar también. Cogemos la nata y la vertemos en el vaso de la batidora. Ahora sin miedo cogemos las varillas eléctricas y al lío. Yo calculo que al máximo de potencia se monta en 1 minuto. Veréis como cambia de líquida a montada en un momento. No os paséis porque podría convertirse en mantequilla. Sabréis cuando está montada cuando pongáis boca abajo el vaso de la batidora y ésta no se caiga.

f3

Una vez montada la añadimos el bol que contiene la mezcla de queso Philadelphia y azúcar glass y lo vamos a mezclar con una lengua de silicona con movimientos envolventes para que la nata no se baje. Quedará tal que así:

env

Bueno, a estas alturas ya olerá toda la casa a lo que se está cociendo en el horno… Cuando hayan pasado los 50 minutos de horneado, sacamos el molde y lo dejamos enfriar. Cuando esté bien frío vamos a volcar el frosting y a cubrir dejando que se esparza bien por toda la superficie. Veréis que bonita queda, pues la parte de abajo es bien oscura, casi negra como la cerveza Guinness, y el frosting simula la espuma de la cerveza. Está buenísima, tiene un sabor trufado y amargo, y el dulce que le proporciona el frosting le da “el toque”. Espero que os animéis con ella 😉

ttt

Galletas de Nutella

Imagen

Ya estoy de vuelta en la cocina 🙂 Como no podía ser de otra manera, he decidido regresar con una receta de lo más romanticona para el día de San Valentín. Por mucho que diga la gente que es algo comercial, he de contaros brevemente la historia de este día. Esta celebración se remonta a la época del Imperio Romano. San Valentín era un sacerdote que ejercía en Roma. Gobernaba Claudio II, quien prohibió la celebración de matrimonios entre jóvenes, pues se decía que un soldado sin familia era mejor soldado, pues no tenía atadura ninguna. Bien, el sacerdote San Valentín no estaba de acuerdo y celebraba matrimonios en secreto entre jóvenes enamorados. Y con esta historia nos vamos a por las galletas:

Ingredientes para 30 galletas:

  • 250 gr de Nutella a temperatura ambiente
  • 1 huevo grande
  • 135 gr de harina de repostería
  • 100 gr de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Imagen

Ponemos en un bol el azúcar, el huevo y la nutella. Batimos ligeramente con la ayuda de unas varillas y a continuación añadimos la harina, la sal y la esencia de vainilla. Mezclamos bien con las varillas manuales hasta obtener una masa homogénea. Yo lo he dejado reposar una media hora en la nevera. Imagen

En una superficie limpia ponemos un papel de horno y volcamos la masa. Cubrimos con otro papel de horno y amasamos con el rodillo hasta que quede con un grosor de 1 cm aproximadamente. Acto seguido vamos cortando con nuestros cortadores elegidos.

Imagen

Precalentamos el horno a 180ºC y mientras tanto preparamos una bandeja de horno y la cubrimos con papel vegetal. Repartimos la masa de galletas ya cortada y metemos al horno unos 8 minutos.

Imagen

Cuando haya transcurrido ese tiempo, las sacamos y dejamos enfriar en una rejilla. Una vez frías solo tenemos que decorarlas a nuestro gusto.

Imagen

Si podéis haceros con unos marcadores de letras os aseguro que podéis conseguir unas galletas decoradas de lo más románticas. Podéis poner el nombre de vuestra pareja, la fecha de aniversario, una frase bonita, etc.

Imagen