Hummus de aguacate

h44

Menudas ganas tenía de poder poner una recetilla. No es gran cosa, pero es algo muy apañado para preparar como entrante o aperitivo. A mi me gusta tanto el hummus, que lo puedo poner como acompañante a unas pechugas a la plancha. De comerlo a cucharadas sabe mucho mi primita Cris 🙂 Bien, llevo muchas noches seguidas soñando con mi padre. En varios sueños le veo cocinar, con su paño de cocina al hombro y cantando alguna canción en árabe. Es de él de quién aprendí a preparar cosas como estas. El hummus lo bordaba, así que he incorporado aguacate, que es algo que le encantaba con un poquito de sal y limón. Bueno, vamos a “hummusear”.

Ingredientes para 4 personas:

2 puñaditos de garbanzos

1 diente de ajo

Zumo de 1 limón

1 aguacate maduro

Sal y pimienta negra

Cominos molidos

h1

Muchos pensaréis que falta la tahina. No la he utilizado ya que el aguacate le proporciona esa cremosidad. Gracias al aguacate, este aperitivo es rico en vitamina C, ácido fólico y vitamina E entre otras propiedades. .

Es muy sencillo de preparar. Cocéis los garbancitos o utilizáis ya cocidos previamente lavados. Lo metéis en una jarra de batidora junto con el zumo del limón, la sal y la pimienta y el diente de ajo.

Trituramos todo y al abrir añadimos como 2 dedos de agua y el aguacate. Volvemos a triturar y una vez listo podemos presentarlo en la propia piel del aguacate.

h3

Decoramos por encima con unos garbanzos enteros y un chorrito de aceite de oliva virgen extra y a por ello 😉 No he podido evitar recordar al abrir el aguacate como mi padre me decía si estaba maduro o no, como se abría, su maña para sacar el hueso… Pero cuánto te echo de menos.

A veces también cantábamos en castellano ¡y menudo castellano rico! 🙂

“El falsete de un te quiero pegado a
tu voz, que bendición”

Anuncios

Baba Ghanush بابا غنوج

Image

Hoy tenemos receta árabe en La Cocina de Zary. Este entrante es muy típico en la cocina árabe. Se trata de una pasta a base de puré de berenjena. Se dice que si eres mujer hay que ser prudente con su consumo, ya que puedes adquirir las mismas características del plato, seducción y dulzura. Vamos a ello:

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 berenjena
  • 1 diente de ajo
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 puñado de perejil fresco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 2 cucharadas soperas de tahina

ImageComenzamos lavando bien la berenjena. Le retiramos el tallo con la ayuda de un cuchillo y la pinchamos repetidamente por toda su superficie. La envolvemos en dos papeles de cocina y lo metemos en un plato hondo al microondas durante 8 minutos. Una vez pasen los 8 minutos lo dejamos otros 5 minutos dentro del microondas. Mientras tanto en un mortero ponemos el diente de ajo, la sal y el perejil fresco. Lo majamos bien hasta obtener una pasta. Image

Ahora sacamos la berenjena y la partimos a la mitad. Retiramos la pulpa con la ayuda de una cuchara y lo añadimos al mortero. Image

Removemos bien y añadimos el comino y el zumo del medio limón. Seguimos removiendo para que todo se integre bien. Por último, añadimos 2 cucharadas soperas de tahina. Image

Ahora removemos bien y veréis que toma un aspecto de pasta bien cremoso. Servimos en un cuenco y a comer. ImagePara comerlo podemos servirlo acompañado de picos de pan o algo más típico es el pan pita.

Falafel فلافل

Imagen¡Feliz año nuevo a todos! Empezamos el año con una receta árabe. Una de las más típicas, el falafel. La palabra viene de la palabra árabe “filifil”, que significa pimiento. Es un tipo de croqueta hecha con garbanzos. Lo que lo hace diferente es que los garbanzos no se cuecen, simplemente se ponen en remojo hasta que se ablandan y luego se trituran. Bueno, pues vamos a “Falafelear” un rato:

Ingredientes para unos 20 Falafel:

  • 300 gr de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • 2 cucharadas de cilantro fresco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 2 cucharaditas de sal

Imagen

Comenzaremos poniendo los garbanzos en remojo de un día para otro. Escurriremos los garbanzos y los pondremos en una jarra picadora. Los picaremos hasta obtener una consistencia arenosa. Imagen

Reservamos en un bol y continuamos con la pasta de cebolla. Ponemos en la misma jarra la cebolla en trozos ( yo he utilizado roja ), el cilantro, el perejil, los dos dientes de ajo, el comino molido, la sal, la pimienta negra y la levadura química. Trituramos todo y añadimos al bol de los garbanzos triturados.

Imagen

Ahora mezclamos bien, tapamos con un paño y guardamos en la nevera una hora. Vamos con el acompañamiento perfecto, la salsa de yogur. Necesitaremos 1 Yogur natural, 1 diente de ajo y el zumo de medio limón. Imagen

Pondremos en un cuenco el yogur, el zumo de medio limón y un diente de ajo rallado. Mezclamos bien con una cucharilla y reservamos. Yo también le añado cilantro picado.Imagen

Una vez haya pasado la hora, tendremos esto:Imagen

Con las manos mojadas iremos formando bolitas chatas y dispondremos en un plato. Imagen

En una sartén pondremos aceite y cuando esté muy caliente iremos friendo el falafel. Cuando esté dorado por un lado le daremos la vuelta hasta que los dos lados queden bien tostados. Una vez estén los pondremos sobre un plato con papel absorbente. Ahora solo queda servir y disfrutar 🙂

Imagen