Pimientos rojos al horno rellenos de arroz y carne picada

 

   11187657_1083695704979007_2004661760_o

O como lo conozco desde pequeña, “Bajoques Farcides”. Este plato es típico de Alcoy, y aunque el original suele llevar la carne picada de cerdo, magro de cerdo y alguna longaniza, yo en casa hago la versión light y me queda también muy rica. Se trata de asar los pimientos al horno con el arroz y la carne picada dentro. El arroz se cuece gracias al vapor del pimiento, vamos, una auténtica delicia para los que amamos el pimiento rojo. Vamos a por ello:

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 Pimientos rojos carnosos
  • 4 puñaditos de arroz redondo
  • 400 gr de carne picada ( yo utilizo de pavo y pollo )
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Estas cantidades son aproximadas, ya que todo depende de los pimientos que compréis.

ImagenComenzamos poniendo en una sartén unas 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente añadimos la carne picada y echamos sal. Doramos un poco a fuego medio y cuando aún no esté hecho añadimos el arroz y la pastilla de caldo de pollo. Removemos bien y en este punto yo añado unas 6 cucharadas soperas de tomate frito. Esto le dará color y sabor. Mezclamos todo y apagamos el fuego.

ImagenAhora lavamos bien los pimientos y cortamos el capuchón dejando un centímetro y medio alrededor, no al ras. Es muy importante que no tiréis la tapa, pues es lo que va a ayudar a que el arroz se cueza dentro del pimiento. Quitamos bien las pepitas y salamos un poquito por dentro.

 Imagen

Ahora con la ayuda de una cuchara vamos rellenando los pimientos. Una vez rellenos les ponemos el capuchón. Imagen

Y por último los envolvemos en papel de aluminio cubriendo bien el pimiento sin dejar ningún hueco. Ahora los ponemos en una bandeja de horno ( yo la protejo con papel de aluminio, si no el caramelo de los pimientos se pega mucho ). Metemos en el horno que tendremos precalentado a 180ºC y dejamos como 1 hora y media. Depende mucho del tamaño del pimiento. Yo cuando llevan una hora les doy la vuelta para que “churrusquen” bien por los dos lados. Y ya solo nos queda sacarlos del horno y emplatar 🙂Imagen

Anuncios